Loro Parque

Ubicado en Puerto de la Cruz en la isla de Tenerife, es uno de los zoológicos más reconocidos y respetados del mundo, conocido por su compromiso con la conservación de la biodiversidad y sus innovadoras instalaciones que albergan una amplia gama de especies animales. Desde su apertura en 1972, Loro Parque se ha destacado como un paraíso para la vida silvestre, donde la educación, la conservación y la investigación van de la mano con el entretenimiento.

Uno de los aspectos más extraordinarios de Loro Parque es su capacidad para recrear los hábitats naturales de los animales, permitiéndoles vivir en entornos que reflejan lo más fielmente posible sus hogares originales. Esto no sólo garantiza el bienestar de los animales sino que también ofrece a los visitantes la oportunidad de sumergirse por completo en las diferentes atmósferas del mundo natural.

Loro Parque alberga una de las colecciones de loros más impresionantes del mundo, con más de 4.000 ejemplares de 350 especies y subespecies diferentes. Esta increíble variedad convierte al parque en un centro crucial para la conservación de loros, muchos de los cuales están amenazados de extinción en su hábitat natural. El Parque ha desarrollado exitosos programas de cría en cautiverio que han contribuido significativamente a la conservación de estas maravillosas especies.

Además de los loros, Loro Parque alberga muchas otras especies, incluidos mamíferos, reptiles y animales marinos. Entre los habitantes más queridos se encuentran los gorilas de las tierras bajas occidentales, los cachorros de tigre de Bengala y una familia de orcas. Cada especie está alojada en áreas cuidadosamente diseñadas que no solo emulan sus entornos naturales sino que también ofrecen vistas increíbles a los visitantes, permitiéndoles observar de cerca los hábitos y comportamientos de los animales.

El “Planeta Pingüino” es otra atracción excepcional, con un iceberg artificial donde viven cientos de pingüinos de diferentes especies en un ambiente que simula las condiciones antárticas, con nieve y hielo. Esta instalación es única y demuestra el compromiso del parque de crear experiencias inmersivas y educativas.

Loro Parque no es sólo un paraíso para los amantes de los animales sino también pionero en investigación y conservación. El parque trabaja en estrecha colaboración con la Fundación Loro Parque, una organización dedicada a la conservación de hábitats naturales y especies en peligro de extinción. A través del trabajo de conservación, programas de investigación e iniciativas educativas, Loro Parque y su fundación desempeñan un papel crucial en la lucha contra la extinción de especies.

Para los visitantes, Loro Parque ofrece una experiencia única que combina entretenimiento, educación y la oportunidad de contribuir activamente a la conservación de la naturaleza. Con sus espectaculares actuaciones en vivo, senderos inmersivos y la oportunidad de aprender más sobre el mundo natural, Loro Parque se posiciona como un destino imprescindible para cualquiera que visite Tenerife.

En conclusión, Loro Parque representa una fusión entre la pasión por la naturaleza y el compromiso con su protección. Es un lugar donde familias, entusiastas de la naturaleza e investigadores pueden reunirse para celebrar la diversidad de nuestro planeta, aprender sobre su fragilidad y participar activamente en los esfuerzos de conservación. La visita no es sólo una oportunidad para admirar la belleza y la diversidad de la vida animal, sino también un momento para reflexionar sobre la importancia de la naturaleza en nuestro mundo y nuestro papel en protegerla para las generaciones futuras.

Para adquirir la entrada haz clic en este enlace:

SU PARQUE