“Descubre el fascinante origen de las alfombras florales y disfruta del espectáculo de las calles transformadas en efímeras obras de arte”

La Fiesta del Corpus Christi es uno de los eventos más significativos y coloridos del año en Tenerife, que combina la espiritualidad religiosa con el arte y la tradición local. Durante esta celebración, las calles de muchas ciudades de la isla se transforman en efímeras obras de arte, decoradas con intrincadas alfombras de coloridas flores, pétalos y arena.

Pero ¿qué se esconde detrás de esta espectacular tradición? La fascinante anécdota que constituye su origen se remonta a 1847 y involucra a la familia Monteverde en La Orotava. Se dice que, durante una de las primeras celebraciones del Corpus Christi en la ciudad, algunos miembros de la familia Monteverde, inspirados por la belleza de la festividad y su devoción religiosa, decidieron crear una alfombra de flores frente a sus casas para honrar el paso de la procesión del Corpus.

Este gesto espontáneo y creativo captó la atención de lugareños y visitantes y rápidamente se convirtió en una tradición ampliamente adoptada en toda la isla. Desde entonces, cada año, durante la celebración del Corpus Christi, las calles de las ciudades de Tenerife se transforman en auténticas obras maestras florales, con artistas y residentes locales colaborando para crear intrincadas y coloridas alfombras que se extienden a lo largo de kilómetros a lo largo del recorrido de la procesión.

La preparación de estas alfombras requiere días de trabajo minucioso, durante los cuales se recogen flores frescas, pétalos de colores y arena, y se crean diseños complejos y detallados. El resultado final es una impresionante exhibición de colores y formas, que atrae a miles de visitantes de todo el mundo para observar la procesión y admirar las alfombras florales.

Pero el Festival de Corpus Christi no es sólo un evento artístico y religioso, también es una oportunidad para que la comunidad local se reúna y celebre su cultura y tradición. Durante la fiesta, las calles se llenan de música, bailes folclóricos, cantos y puestos que ofrecen comida tradicional y productos artesanales.

En definitiva, la Fiesta del Corpus Christi es mucho más que una simple celebración religiosa. Es una experiencia única que combina arte, devoción y comunidad, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de sumergirse en la cultura y la belleza de Tenerife de una manera realmente extraordinaria.

Si estás interesado en esta excursión contáctanos en el siguiente enlace:

CORPUS CHRISTI