Un viaje verde entre plátanos, palmerales y pirámides

Tenerife no es sólo un paraíso para los amantes de la playa y las excursiones volcánicas; también es tierra fértil que esconde tesoros agrícolas únicos. La isla, con su clima templado y sus fértiles tierras volcánicas, es la cuna de algunas de las prácticas agrícolas más interesantes, como el cultivo de plátanos, el cuidado de exóticos palmerales y las misteriosas pirámides de Güímar, que reflejan una historia de antigua agricultura. prácticas.

Cultivo de plátano: Un icono de Tenerife

El plátano de Tenerife es más que una fruta; es un símbolo de la isla. Las plantaciones de plátanos, con sus ordenadas hileras de frondosas plantas, salpican el paisaje ofreciendo un espectáculo verde que contrasta con el azul del cielo y el mar. Los agroturismos locales ofrecen recorridos guiados por las plantaciones, donde los visitantes pueden descubrir el ciclo de vida del plátano, desde las etapas de crecimiento hasta la cosecha, apreciando la frescura directamente de la planta. Estas visitas no sólo educan sobre métodos de cultivo sostenibles, sino que también revelan la importancia económica y cultural de los bananos para la isla.

El Palmetum de Santa Cruz: Un oasis verde en la ciudad

El Santa Cruz Palmetum es un jardín botánico único dedicado exclusivamente a las palmeras. Este parque urbano, transformado de un antiguo vertedero a un exuberante jardín, alberga una de las colecciones de palmeras más diversas del mundo. Recorriendo sus senderos podrás admirar especies de todos los rincones del planeta, comprendiendo la inmensidad y diversidad de esta familia de plantas. El Palmetum no es sólo un lugar de extraordinaria belleza, sino también un centro de investigación y conservación, lo que subraya el compromiso de Tenerife con la protección de la biodiversidad.

Las Pirámides de Güímar: Un antiguo patrimonio agrícola

Las Pirámides de Güímar, aunque envueltas en un velo de misterio, son un ejemplo fascinante de cómo los antiguos habitantes de Tenerife dieron forma al paisaje con fines agrícolas. Estas estructuras piramidales, similares a terrazas, pudieron haber tenido una función agrícola, como sugieren algunas teorías. Hoy en día, el Parque Etnográfico de Güímar no sólo ofrece vistas de estas enigmáticas construcciones sino también jardines de plantas autóctonas y una introducción a la cultura guanche, los antiguos habitantes de la isla, abriendo una ventana a las tradiciones agrícolas de Tenerife.

Conclusión

Las excursiones agrícolas en Tenerife ofrecen una forma diferente de explorar la isla, alejándose de las rutas turísticas habituales para sumergirse en su rico patrimonio agrícola. Desde las plantaciones de plátanos que se extienden hasta donde alcanza la vista, hasta el exuberante verdor del Palmetum y los misterios de las Pirámides de Güímar, Tenerife revela un lado sorprendentemente verde y fértil. Estas experiencias no solo enriquecen el conocimiento de los visitantes sino que también fortalecen su conexión con la tierra, celebrando la importancia de la agricultura y la conservación en la Isla de la Eterna Primavera.

Si estás interesado en este tipo de excursiones, haz clic en el nombre resaltado en azul, para otras aventuras el siguiente enlace:

PARQUES Y AVENTURAS TENERIFE